Preguntas de Reflexión para Líder

¡Esta historia nos muestra muchas maravillosas cosas acerca del Señor Dios, nuestro Padre! Mientras enfatizamos el gran amor y compasión del Padre hacía sus dos hijos, subrayemos la verdad que Dios se siente igual hacía todos sus hijos, no mostrando favoritismo entre nosotros. El Señor Dios no nos trata según lo que merecen nuestros pecados. No actúa fríamente hacía nosotros. Él desea tener una relación con nosotros sus hijos. En el tiempo de la discusión, anima a los demás a imaginarse como cada persona en la historia se sentía durante cada parte de la historia, y considerar las diferentes maneras en las cuales ellos pueden relacionarse con las diferentes personas en la historia. 

  • Cuando has terminado de contar esta historia, ¿que quisieras que los demás hayan recordado acerca de Dios en esta historia?  ...acerca de los seres humanos?   
  • ¿Como puedes enfatizar estas cosas mientras cuentes la historia? (Pensar en tu tono de voz, tus gestos y movimientos.)
  •  ¿Qué preguntas tuviste al leer esta historia? 

Base Bíblica
Luke 15:1-2, 11-32

Introducción

Jesús siguió enseñando acerca del Señor Dios y todo tipo de personas venían a oírle hablar: personas famosas y personas comunes, líderes religiosos y Judíos, hombres santos y pecadores conocidos, trabajadores del gobierno que trabajaban en nombre de los odiados romanos, y aquellos con trabajos humildes. En la historia de hoy, escucharemos sobre los líderes religiosos de los judíos que comenzaron a tener un problema con Jesús porque se asociaba con pecadores conocidos. Y así comienza nuestra historia de la palabra del Señor.

Historia principal:

Un día cuando Jesús estaba enseñando, él abiertamente dio la bienvenida a hombres y mujeres que estaban bien conocidos como pecadores, así como recaudadores de impuestos, que se aprovechaban del pueblo judío. En esto, algunos de los líderes religiosos judíos objetaron diciendo: "¡Este hombre Jesús no tiene credibilidad!

¡Él enseña grandes cosas y aún así acepta a estos pecadores e incluso come con ellos!”

Cuando Jesús escuchó estas quejas, él contó esta historia para que los judíos y los líderes religiosos lo escucharan:

Había una vez un hombre que tenía dos hijos. Un día, el hijo menor le dijo a su padre:

"Padre, finalmente voy a heredar mi parte de su patrimonio. En lugar de esperar

hasta que mueras, ¡quiero que me den mi parte ahora! "Aunque estas palabras tendrían que ser muy hirientes al padre, se adelantó y dividió sus riquezas entre sus dos hijos.

Un par de días más tarde, el hijo menor recogió todas sus pertenencias y viajó a unopaís muy lejos. Allí desperdició todo lo que tenía, viviendo un estilo de vida salvaje y extravagante. Cuando llegó al final de su herencia, se vio obligado a ir a trabajar por uno de los ciudadanos de ese país tan lejano para poder sobrevivir. Este empleador envió al joven a su granja para alimentar a los cerdos. ¡Qué cambio de estilo de vida! El joven tenía tanta hambre que incluso ansiaba comer la comida que se le daba a los cerdos.

Finalmente, volvió a sus sentidos y se dijo: "Cuántos de los siervos de mi padre tienen un montón de comida e incluso algunos de sobra, pero aquí me estoy muriendo de hambre! Me levantaré e iré a mi padre y le diré: 'Padre, he pecado contra el Señor Dios y contra ti. Ni siquiera soy digno de ser tu hijo. Por favor, hazme uno de tus siervos.'"

Así que el joven se levantó y emprendió el largo viaje a la granja de su padre. Mientras estaba lejos de la casa de su padre todavía, su padre lo vio venir y su corazón se llenó de gozo. El padre corrió hacia él y abrazó y besó a su hijo, lleno de alegría al ver a su hijo ¡de nuevo! El joven habló a su padre tal como había ensayado: "Padre, he pecado contra el Señor Dios y contra ti. Ya no soy digno de ser llamado tu hijo ... “ 

Pero el padre alegre lo interrumpió y dijo a sus siervos: "¡Vayan! Traen mi mejor abrigo y lo puso sobre él. Ponga un anillo en su dedo y le dan sandalias para llevar! Ve y mata el becerro engordado, y comamos y celebramos, porque este hijo mío estaba muerto, pero ahora está vivo. ¡Estaba perdido, pero ahora se encuentra! “

Ahora el hijo mayor había estado trabajando duro en el campo. Al regresar a casa, escuchó la celebración de música y danzas y preguntó a uno de los criados cercanos, "¿Qué es todo este entusiasmo?” 

El siervo respondió: "¡Tu hermano ha vuelto! Tu padre mató al becerro engordado

Y está celebrando porque él ha recibido a su hijo seguro y sano! "Pero el hijo mayor se negó a ir y celebrar.

Su padre salió y le rogó que entrara, pero el hijo objetó diciendo: "¡Mira! Todos estos años he trabajado fielmente para ti y nunca he desobedecido. Pero ¡nunca me diste una cabra para celebrar con mis amigos! Sin embargo, este hijo tuyo derrocha tu riqueza en las prostitutas, y matas al becerro engordado para él? “

Su padre respondió suavemente, "Hijo, siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es

tuyo. Pero ya ves, es justo celebrar, porque tu hermano estaba muerto, pero ahora está vivo, estaba perdido, pero ahora se encuentra! “

Final

Y esa es nuestra historia de la palabra del Señor Dios. Qué historia asombrosa Jesús dio a los ¡lideres religiosos! En esta historia, escuchamos de la compasión de Jesús por aquellos que viven sus vidas en pecado abierto. En la siguiente historia, escucharemos de la compasión de Jesús incluso hacia un ciego ¡mendigo!

Preguntas  

  1. ¿Por qué los líderes religiosos estaban enojados con Jesús?

    1. Porque no echaba a los pecadores, sino que les daba la bienvenida e incluso comía con ellos. Los líderes religiosos deberían haberse alegrado al ver los pecadores regresando de sus vidas rebeldes y viniendo a Jesús, pero esto los hizo enojar.

  2. ¿Por qué Jesús contó esta historia?

    1. Porque quería desafiar a los líderes religiosos por objetar a su aceptación de los pecadores.

  3. ¿Qué piensas del padre en esta historia? ¿Cómo crees que se habría sentido cuando si tu hijo pidiera su herencia mientras todavía estabas vivo?

    1. Una herencia sólo se da cuando muere un padre. Preguntando por su herencia temprano mientras el padre seguía vivo, el hijo estaba diciendo esencialmente que él deseaba que su padre estuviera muerto. El hijo estaba desrespetando a su padre y esto le habría hecho mucho daño.

  4. Si fueras el padre en la historia, ¿qué crees que hubieras hecho cuando viste tu hijo volver?

    1. Una nota cultural aquí; En esa cultura durante el tiempo de Jesús en la tierra habría sido bastante inusual para un hombre mayor ir corriendo a alguien. Habría sido visto como muy indigno.

  5. Si fueras un personaje en esta historia, ¿serías el hermano mayor o el más joven ¿hermano? ¿Por qué?

  6. ¿Qué aprendemos acerca del Padre Dios en esta historia?

    1. Padre Dios es compasivo y perdonador.

    2. Padre Dios es misericordioso y no nos trata como nuestros pecados merecen.

    3. Padre Dios desea ver a la gente regresar de sus malos caminos y experimentar su amor y gracia.