Lucas 5:27-32 27 Después de esto, Jesús salió y se fijó en uno de los que cobraban impuestos para Roma. Se llamaba Leví, y estaba sentado en el lugar donde cobraba los impuestos. Jesús le dijo:

—Sígueme. 28 Entonces Leví se levantó, y dejándolo todo siguió a Jesús.

29 Más tarde, Leví hizo en su casa una gran fiesta en honor de Jesús; y muchos de los que cobraban impuestos para Roma, junto con otras personas, estaban sentados con ellos a la mesa. 30 Pero los fariseos y los maestros de la ley del mismo partido comenzaron a criticar a los discípulos de Jesús. Les dijeron:

—¿Por qué comen y beben ustedes con cobradores de impuestos y pecadores?

31 Jesús les contestó:

—Los que están buenos y sanos no necesitan médico, sino los enfermos. 32 Yo no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, para que se vuelvan a Dios.

Introducción

La Misión de Jesús es Llamar a los Pecadores

Explicación

Al entrar la casa de Leví (Mateo), un recaudador de impuestos, a comer y beber con ellos, Jesús ofendió a los escribas y fariseos. No podían creer que un hombre que dice ser profeta e Hijo de Dios, pueda entrar en casa de pecadores a comer y beber. Fue un gesto, de parte de Jesús, que mostraba que él los quería incluir en su circulo de amistad.  Y los fariseos creían que eso le haría “impío” a uno. 

No cenar con los pecadores fue una regla de los religiosos—no de Dios.  Fue una regla puesta para no contaminarse con su modo de vivir.  Tenían muchas reglas así que los aislaba de los que no eran tan santos como ellos. Pero Jesús desafió a su prejuicio y religiosidad.  Talvez nos sorprende que Dios quiera llamar a los pecadores hacía él, pero eso es precísamente la misión de Jesús en venir al mundo. “No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores, para que se vuelvan a Dios.”

El blanco de Jesús no fue llegar con personas que con su chapuceo religioso — habían arreglado sus vidas. Mas bien, Jesús comía y bebía con los pecadores.  Jesús no se enfocaba en alcanzar a los religiosos (aunque no los ignoró), mas bien, se puso a alcanzar a los que nadie quería alcanzar: Jesús tocaba a los leprosos y los sanaba. Jesús compartió las buenas noticias con una mujer adúltera y Samaritana y la transformó. Jesús recibió la adoración de una prostituta y la perdonó de sus pecados.

Lo hizo con la intención de llamarlos a volverse a Dios.

Aplicación

Entre nosotros, se nota que es común invitar a los Cristianos que no se congregan, para que lleguen a nuestros grupos familiares y a la iglesia. Y están bienvenidos, Jesús buscaba a las ovejas perdidas. Siento de parte del Señor que el quiere que nos reunamos con él en llamar a los pecadores a volverse a Dios y no sólo a los Cristianos sin iglesia. Que es bueno desarrollar amistad entre los que no conocen a Jesucristo como Señor y Salvador, con tal de que ellos se salven. No es uno que se contaminará, mas bien ellos que se salvarán. Dios te hará estar de pie… 

La Misión de Jesús Requiere la Incarnación.

Explicación  La doctrina de la Incarnación es central al evangelio.  Jesucristo, Dios Todopoderoso, Creador del Universo, Salvador y Rey, dejó su trono en gloria y se hizo carne.

Juan 1:1 dice que Jesús estába en el principio con Dios y era Dios.  y v14 dice, que se hizo carne y habitó entre nosotros.

Me admiro a la grandeza y humildad de este Jesucristo.  Que siendo igual a Dios, no se aferró a eso, mas bien se humilló y se hizo como nosotros, en nuestra semejanza.

Dios no se contaminó con tomar forma de hombre, mas bien, nos salvó con acercarse a nosotros. ¿Su motivo?  El amor… Juan 3:16, “De tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que crea en el, no se pierda mas tenga vida eterna.”

Aplicación Nosotros fuimos dejados aquí en la tierra con tal de ser la incarnación entre muchos.  No nos salvó para formar comunidades aisladas del mundo, o un club social para justos. Cristo vino a buscar y salvar lo que se había perdido… ¡Tu y Yo!

Es un poco triste cuando un cristiano empieza a caer en la trampa de creerse justo. Es un poco triste, también, ver a los cristianos presionar a los nuevos creyentes a dejar sus amistades y familiares atras y separarse de ellos al grado que ya no pueden influir en sus vidas poderosamente. 

Es el opuesto de la misión de Jesucristo, quien dejó su trono santo y caminó entre nosotros.

Es el opuesto de lo que Leví hizo en esta historia—que cuando siguió a Jesús, tiró una fiesta de comida y bebida e invitó a todos sus amigos a conocerle a Jesucristo. ¿Eres tu así?  ¿O tiendes a querer liberarte de este mundo? Jesucristo no enseñó el asceticismo — separarse del mundo con tal de no contaminarse. 

Jesucristo enseñó el evangelismo por medio de la incarnación—hacer amistad genuina con ellos e influir en ellos para volverse a Dios.

Pablo lo decía así:  1 Corintios 9:19 Aunque no soy esclavo de nadie, me he hecho esclavo de todos, a fin de ganar para Cristo el mayor número posible de personas. 20 Cuando he estado entre los judíos me he vuelto como un judío, para ganarlos a ellos; es decir, que para ganar a los que viven bajo la ley de Moisés, yo mismo me he puesto bajo esa ley, aunque en realidad no estoy sujeto a ella. 21 Por otra parte, para ganar a los que no viven bajo la ley de Moisés, me he vuelto como uno de ellos, aunque realmente estoy sujeto a la ley de Dios, ya que estoy bajo la ley de Cristo. 22 Cuando he estado con los que son débiles en la fe, me he vuelto débil como uno de ellos, para ganarlos también. Es decir, me he hecho igual a todos, para de alguna manera poder salvar a algunos. 23 Todo lo hago por el evangelio, para tener parte en el mismo.

Dios nos ama—entonces se acercó a nosotros. No digas que amas a quienes no te atreves acercar. Para alcanzar a los que nadie está alcanzando, tenemos que hacer lo que nadie mas hace.

La Misión de Jesús Requiere Valentía Frente a la Crítica.

Explicación En esta historia, Jesús ¿pecó? o ¿no pecó? Pues sabemos de la Biblia que Jesús jamás cometió pecado.  Es decir que nunca fallaba el blanco de la voluntad de Dios. 

Juan 5:19 Jesús les dijo: «Les aseguro que el Hijo de Dios no puede hacer nada por su propia cuenta; solamente hace lo que ve hacer al Padre. Todo lo que hace el Padre, también lo hace el Hijo.   

Alcanzar a los que nadie está alcanzando le abrió la puerta a la crítica contra Jesús. 

Le decían borracho, le decían comelón, le decían amigo de pecadores (como que fuera un insulto), le decían blasfemo, decían que no obedecía las leyes, decían que por el diablo echaba fuera demonios, decían que era mentiroso, y por fin, lo mataron. Pero en todo eso, Jesús no cedió a sus críticas.  Haberlo hecho fuera mortal a su misión.

AplicaciónHay un impulso natural en el corazón que quiere hacer que todos estén feliz con uno.

Pero, no es realista.  La misión de Jesús demuestra lo pecaminoso que es uno, en realidad, y su necesidad mayor de un Salvador.

No temas al hombre, mi estimado. El hombre no te puede salvar, jamás.  Mateo 10:28 No tengan miedo de los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma… No es decir que tenemos que andar ofendiendo a otros a propósito, pero tampoco te vas a sorprender cuando te critiquen por amar a los que Jesús amó.